Editorial Boletín nº 17

Micromecenazgo

El pasado 1 de octubre se celebró el Día Europeo de las Fundaciones y en las sentencias o eslogan institucionales que acompañaban al logotipo de la conmemoración se podíaN leer algunas de las razones más importantes por las que se justificaba sobradamente dicha celebración; decían así:

PORQUE LAS FUNDACIONES

son la expresión de una sociedad civil fuerte llegan donde los gobiernos no pueden y más rápido.


La Fundación Huete Futuro responde perfectamente a estos enunciados, aunque estemos muy lejos de haber llegado a la meta; estamos en un proceso, un proceso para el que hemos iniciado, van a cumplirse cinco años, un largo camino.

Todos los eslogan en cuestión merecen un oportuno comentario, aunque fuera breve,  con referencia a la Fundación Huete Futuro, pero no hay espacio suficiente en un Editorial de estas características, así que lo comentaremos en sucesivos editoriales, ahora nos limitaremos a la primera de las frases: las Fundaciones son la expresión de una sociedad fuerte.

Efectivamente, desde nuestros comienzos venimos repitiendo constantemente que la Fundación Huete Futuro sin los Amigos no es nada. Son representación de la base social y suponen una financiación privada y ambos elementos actúan de palanca en los complejos procesos de solicitud de ayuda pública para la financiación de proyectos. De ahí el empeño en que tras la Fundación exista el mayor número de Amigos que seamos capaces de incorporar a este proyecto institucional tan ilusionante en beneficio de Huete. La Fundación Huete Futuro no nació, como ocurre con otras fundaciones, fruto de un mecenas que aportando una importante Dotación Fundacional se dedica a administrar las rentas generadas para cumplir los fines fundacionales; no, nacimos como fruto del esfuerzo cooperativo de un buen grupo de personas que, amando Huete y deseando un mejor futuro para él, aportaron los recursos imprescindibles exigidos por la ley para ponerla en pié. En estos momentos hay registrados 304 Amigos de la Fundación Huete Futuro, a algunos les parece muchos, a nosotros pocos, muy pocos, podemos ser más del doble y no cejaremos en este empeño hasta conseguirlo, pues conseguir esa meta es cimentar solidamente la Fundación pensando en el futuro, pensando en los que vengan detrás de nosotros para gestionarla, pensando en Huete, pues la Fundación nació para permanecer; como decíamos esto es un proceso de largo recorrido, los demás estamos de paso.

La Fundación es una herramienta para canalizar esfuerzos privados orientados a la consecución de fines de interés general pero si falta ese esfuerzo privado no seremos capaces de alcanzar ninguno de los objetivos más ambiciosos que tenemos entre manos. En estos últimos meses se ha puesto de manifiesto esta realidad de una manera clara con ocasión de la restauración del Pasadizo del Callejón del Moro. Desde el pasado mes de abril en el que se iniciaron las obras en el Pasadizo del Callejón del Moro no hemos dejado de solicitar a los Amigos de la Fundación y demás contactos una aportación económica que nos permitiese cubrir los costes que hemos asumido en este proyecto. La realidad es que la respuesta no ha estado a la altura de las expectativas y aunque comprendemos que no estamos en una situación económica óptima esperábamos una respuesta, sobre todo, más numerosa. Desde aquí nuestro agradecimiento a quienes sí han hecho una aportación.

Para afrontar nuevos proyectos será necesaria una mayor implicación de todos los Amigos pues aunque como resultado de mucho esfuerzo de gestión se están consiguiendo compromisos de las administraciones públicas-lo que ya es un éxito en los tiempos que corren-nunca tendremos la financiación de la totalidad y si no hay apoyo popular esos proyectos no saldrán adelante. Por el contrario, si todos nos implicamos en sacar adelante los proyectos que tenemos en perspectivas (ver el interior de este boletín) y para los que hemos conseguido, como decíamos, una financiación importante de diversas administraciones pero parcial, habremos conseguido mediante muchos pocos, mediante un Micromecenazgo, llevar a buen puerto los mencionados proyectos y la Fundación Huete Futuro será la expresión de una sociedad civil fuerte, como reza uno de los eslogan del Día Europeo de las Fundaciones.

La Fundación Huete Futuro cumple un lustro el próximo 22 de diciembre, han sido 5 años haciendo cosas en tiempos difíciles, gracias, sobre todo, a la ambición, ilusión y empuje que se han puesto, al apoyo de los Amigos y a muchas horas de gestión.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *